sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

Novedades en anticoncepción

Preservativo bailando con píldora, Centro Nuria Jorba en BarcelonaEl MIT (Massachussets Institute of Tecnology) y la fundación Bill y Melinda Gates anuncian un revolucionario sistema anticonceptivo femenino con el microchip “wireless”. Se trata de uno de los mayores avances en anticoncepción de la historia: un chip cuadrado de 2 cm y 7 mm de ancho que se implanta bajo la piel (abdomen, glúteos o antebrazo), y te permite durante 16 años dispensar hormonas anticonceptivas diarias necesarias, como si este chip hiciese la función de tomarte diariamente la pastilla oral.

Podría comenzar a comercializarse a partir del 2018, aportando dos grandes ventajas a las mujeres:

1. Poder adquirir un anticonceptivo de larga duración, concretamente 16 años. Hoy en día tenemos el DIU que aporta unos 5 años de protección.

2. Ofrecer la libertad a la mujer de poder conectar y desconectar la función anticonceptiva sin tener que acudir al médico ni someterse a ningún tipo de intervención médica.

Actualmente hay una gran variedad de métodos anticonceptivos que nos permiten disfrutar de la sexualidad sin preocuparnos de la reproducción (pastillas orales, diafragma, anillo vaginal, adhesivos, implante anticonceptivo, DIU y ligadura de trompas). Además los efectos secundarios cada vez son menores, e incluso inexistentes.

¿Pero qué sucede con los anticonceptivos masculinos? ¿Per que hay diferentes estudios con animales de los cuales se obtienen buenos resultados pero no avanzan?

Hoy en día existen dos anticonceptivos masculinos (los preservativos y la vasectomía). Esta última la prefieren el 7,2% de los hombres, en cambio el preservativo es el método más utilizado, un tercio de la población la prefiere ante un 16,2% de la población femenina que toma la píldora.

Si se pregunta a los hombres sobre la posibilitad de poder tener acceso a un anticonceptivo masculino el 55% responde a favor, ya que opinan que de esta manera tendrían el control de la anticoncepción en las relaciones, sobretodo las estables que es cuando habitualmente se suprime el uso del preservativo ante el menor riesgo de ETS. 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

 

 

/
JoomSpirit