sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

¿Cuando empieza la infidelidad?

que estara pensando
Soñar con un “revolcón pasional” con el vecino, fantasear con nuestro actor favorito, intercambiar bromas subidas de tono con un compañero de trabajo...

¿Qué es la infidelidad y que no lo es? Cuando empieza una infidelidad puede ser un tema muy subjetivo.

 

Hay personas que creen que el engaño empieza cuando hay una consumación sexual, otros piensan que se da a partir del juego de la seducción (sea virtual o real) y otros opinan que aparece en el momento en el que fantaseas con otro/a.

 

Los datos estadísticos dicen que:

 

- El 47% de personas afirma que la infidelidad empieza cuando las personas envían correos electrónicos o mensajes de texto seductores o con intenciones sexuales.

- El 20% cree que el engaño empieza al tener una relación sexual.

- El 13% cree que darse un beso también lo es, delante del 1% que ya considera infidelidad un abrazo.

- El 11% señala el comportamiento del coqueteo como punto inicial.

- Las fantasías obtienen un 8% de los votos como el inicio de una infidelidad.

 

Si hablamos de fantasías eróticas con otra persona, los datos indican que el 98% de los hombres y el 80% de las mujeres con pareja han tenido una fantasía con alguien mientras tenían relaciones con su pareja. Este alguien puede ser real o imaginario.

 

Los expertos, donde me incluyo, defendemos que las fantasías sexuales son un condimento indispensable para mantener relaciones excitantes y sanas con la pareja. Estimular la imaginación despierta sensaciones y posibilidades.

Con esto no quiero decir que las fantasías tengan que incluir una tercera persona, todo dependerá de los códigos y límites de cada pareja.

 

Si lo reflexionamos a fondo, una de las mayores muestras de confianza e intimidad con la pareja puede ser el compartir con ella las propias fantasías sexuales.

 

Respecto a qué es infidelidad y qué no, pienso que lo determina la implicación sentimental con otra persona. Que no haya contacto físico no quiere decir que no hayan sentimientos (sean emocionales o sexuales).

Es verdad que actualmente con plataformas como whatsapp, facebook, etc. Hay más oportunidades, más desinhibición y más libertad. Además, hay que resaltar que el impacto emocional para la persona que descubre la infidelidad virtual no es menos grave que si hubiese descubierto una infidelidad física.

 

Pero, pienso que tenemos que diferenciar la infidelidad emocional de la fantasía ya que esta última ayuda a mantener cierta novedad así como a despertar la pasión. Siempre y cuando el deseo no empiece a volverse incontrolable e interfiera en nuestra vida diaria. Si pasa esto indica que hay un problema en nuestro vínculo de pareja.

 

Para concluir diría que, lo más importante es que la pareja esté de acuerdo con los límites, en lo que está y no está permitido, por eso, siempre acabamos en el mismo punto, es indispensable una buena comunicación de pareja.

 

 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual 

 

 

 

 

 

/
JoomSpirit