sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

¿Cuál es el mejor momento para presentar mi pareja a mis padres?

aba95748e5de3e403f364199a875c259

Para muchas personas uno de los momentos cruciales en una relación es el hecho de que la persona amada y la familia se conozcan.  ¿Cuándo es un buen momento para presentar mi pareja a mis padres? ¿Cómo lo hago? Esto puede generar mucho estrés, dudas, inseguridades, nerviosismo, incertidumbre…. y mil preguntas sin respuesta que, lejos de ayudar a resolver la cuestión, hacen que ésta adquiera una importancia y un valor un tanto desmesurado.

No existe un momento idóneo para hacer las presentaciones entre pareja y padres, esto es muy personal y depende totalmente del tipo de relación que se tenga, tanto con la pareja como con los padres. Lo más importante es si sientes que ha llegado ese momento y por supuesto, si tu pareja también quiere dar ese paso.

Si llega el momento en que decides realizar las presentaciones, algunas cosas a tener en cuenta son:

- Asegúrate de que todo el mundo esté preparado y sobre todo tengan ganas de que la presentación se produzca.

- Planifica el encuentro, nadie mejor que tu conoce a las partes implicadas. Elije una situación y un lugar en el que creas que todo el mundo se sentirá cómodo.

- Prepara el terreno. Haz que se conozcan a través de ti previamente, es decir, habla de tu pareja a tus padres y a la inversa, así ya se harán una idea mental de cómo tratarse y todo se desarrollará de una manera más fluida.

- Actúa como mediador/a. El punto de unión eres tú por lo que quizá debas dirigir un poco las conversaciones para que todo el mundo se sienta a gusto o ser el foco de atención en algunos momentos.

- Relájate. Es normal sentir nervios, unas de las personas más importantes en tu vida van a conocerse y quieres que todo salga bien pero aun así, si tú mantienes una actitud tranquila y relajada promoverás ese estado en los demás.

- No alargues mucho la situación. Para un primer contacto no es necesario planear un fin de semana entero ni todo un día, las personas que vas a presentar necesitan adaptarse e irse conociendo en pequeñas dosis, por lo menos al principio.

Sobre todo disfruta del momento, seguro que una vez pasada la situación pensaras que no era para tanto y todos esos miedos y dudas iniciales se irán diluyendo, así que deja que la situación se normalice de forma natural y todo irá mejor de lo que crees.

 

Naia Canler. Psicóloga i sexóloga de terapia joven.

 

 

/
JoomSpirit