sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

Espiar a tu pareja

Espiar a pareja, Centro Nuria Jorba en Barcelona

Es verdad que cada vez existe una dependencia mayor y llevamos el móvil a todas partes como si fuera una prolongación de nosotros mismos. Pero, ¿es correcto que miremos su móvil?

La respuesta, evidentemente, es no. Todo el que haya tenido la tentación de hacerlo, lo sabe. Existen razones legales, pero también psicológicas muy importantes para no hacerlo. Cuando sospechamos que algo está pasando, es mejor obtener los datos de otra manera que no sea vulnerando el espacio de intimidad que necesita cada uno de los miembros de la pareja. Mantener espacios personales es fundamental en una relación sana. Cuando uno se ve en la necesidad de vulnerar esos espacios, quizá lo importante no sea tanto encontrar una evidencia en el móvil, sino plantearse seriamente qué está pasando, en general, en la relación.

La curiosidad y querer conocer y controlar a nuestra pareja es algo muy humano y comprensible, aunque tener la necesidad de mirar su móvil es una muestra clara de inseguridad personal y respecto a la relación. Cuando una relación es honesta y sincera, y la comunicación es buena, no hay necesidad de espiar. Cuando hay una crisis también se puede hablar de esto, y si se habla no debe haber necesidad de seguir buscando más información. Si confiamos en nuestra pareja, la respuesta que nos dé nos calmará. Quizás, lo que hay que hablar con la pareja es que no estamos confiando en ella. Hablarlo es mucho mejor que dedicarse al espionaje aficionado.

Malas interpretaciones

Un mensaje leído por una persona, cónyuge o no, que no sea el destinatario, puede dar lugar a un mayor riesgo de error o mala interpretación. Mensajes como "disfruté mucho, me gustaría repetirlo", "lo pasamos muy bien ayer" o "cada vez estás mejor" pueden parecer comprometedores, pero tal vez sean sencillos e inocentes.

Lo normal es que las personas no quieran curiosear el móvil, pero creen que es la única forma de conocer la verdad y acaban aprovechando un momento de descuido de sus parejas para mirar los mensajes y llamadas. Al frente del ranking, y de forma bastante destacada, se encuentra el «momento baño» y, más específicamente, el momento ducha. Luego se encuentra el momento sacar al perro o la basura, o cuando la pareja está durmiendo.

¿Qué hacer si encontramos algo sospechoso?

Si se encuentra una evidencia sutil, o contundente, obliga a replantearse la relación y, especialmente, a dar el paso siguiente que, en algunos casos, consiste en poner las cartas sobre la mesa y que la pareja hable claro. Revelar que lo hemos mirado lleva a gran enfado y futura desconfianza por parte del otro. Pero decir la verdad puede ayudar a resolver la crisis, a hablar de los miedos y las inseguridades, en definitiva de nuestras vulnerabilidades.

La otra opción es callar y obtener datos o información de otro modo, para no levantar sospechas de que se sabe lo que está ocurriendo como consecuencia de algo que no debería haberse hecho.

En cualquier caso, una situación de espionaje como la que estamos mostrando indica que la relación está muy debilitada, pues está fallando uno de los pilares que la cimentan: la confianza. Además, se ponen en evidencia las carencias en cuanto a la afectividad, la comunicación, la asertividad, la negociación, tan importantes para que una relación pueda mantenerse en buen estado, a lo largo del tiempo.

Aplicaciones para espiar

Hoy en día hay una serie de aplicaciones que sirven para espiar a tu pareja pasando desapercibido.

• ThaiSpy: Esta aplicación tailandesa permite a los "novios próximos o amantes lejanos de mujeres saber si son honestos y apreciados por ellas". Con tan solo 29,99 dólares al mes, se puede vigilar la actividad en las redes sociales, los contactos, las llamadas en Skype y los mensajes de texto de su pareja de manera remonta, sin necesidad de "hackear" su móvil ni de instalar el programa directamente en su dispositivo.

• Couple Tracker: Esta aplicación está disponible en Google Play, y es un medio de espionaje basado en la igualdad. Esto debido a que la pareja debe ponerse de acuerdo para vigilar su actividad digital mutuamente, incluyendo Facebook, llamadas, textos y datos de GPS a distancia.

• Find My Kids: Esta aplicación está dotada en la función de seguimiento automático en tiempo real y de compartir datos. Así que si tu pareja lo tiene instalado en su teléfono, automáticamente puedes saber dónde se encuentra en cualquier momento. A diferencia de otras aplicaciones que solo muestran la última ubicación conocida.

• Camstar: Con esta aplicación, si decides pagar una cantidad para agregar tu propia cámara en el programa, podrás vigilar tu casa, oficina o cualquier otro recinto 24 horas al día.

• MSPY: Por 40 dólares al mes, se puede acceder a los contactos, los registros de llamadas, mensajes de texto, las grabaciones telefónicas, las llamadas por Skype, las ubicaciones, las fotos y los vídeos, la actividad en WhatsApp y la historia de búsqueda por Internet de la pareja. Sus creadores anunciaron recientemente que planean lanzar paquetes de ventas, para que los clientes adquieran móviles con el programa preinstalados.

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual

/
JoomSpirit