sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

Posturas sexuales para el placer femenino

posturas sexuales femeninas Centro Núria Jorba en BarcelonaEn muchas ocasiones oigo a parejas, tanto hombres como mujeres, que no acaban de conseguir que ella con el coito llegue al orgasmo y creo que es un tema a tratar.

Primero de todo hemos de dejar claro el tipo de orgasmo existente ya que sigue habiendo mito de si hay el vaginal y clitoriano o no. Decir que solo existe el orgasmo clitoriano, es decir, es el órgano que se encarga de producir el orgasmo, otra cosa es como lo conseguimos, si de manera directa (que sería estimulando el clítoris) o de manera indirecta (que puede ser estimulando la vagina – y aquí estimularíamos el cuerpo interno del clítoris ya que es más de lo que nosotros vemos- o quizás estimulando otras zonas como los pechos, con besos, etc.).

Por otro lado, antes de empezar con las posturas tenemos que decir que el 97% de las mujeres aproximadamente llegan al orgasmo estimulando directamente el clítoris, y por tanto, acostumbra a pasar que prefieren los preliminares. Pero se pueden utilizar posturas donde es sencillo estimular el clítoris y disfrutar al mismo tiempo del coito con la pareja.

La primera postura que quieren las mujeres porque les permite ésta estimulación es la de ponerse encima, ayuda a que con el movimiento adelante y detrás puedan tener frotamiento y así conseguir el clímax. Hay mujeres que de todas formas no acaban de conseguir estimularse, por eso aconsejo que en estos casos el hombre utilice los dedos y los ponga en su vientre para mejorar el frotamiento.

En este caso a muchos hombres no les gusta porque el movimiento con el que ellos disfrutas en esta postura es arriba y abajo y por lo tanto no tienen tanta estimulación pero lo compensan con el hecho de ver a su pareja en su totalidad, en no haber de moverse ellos y también en tener las manos libres para tocar lo que se quiera. 

La otra postura recomendada es la de hacerlo por detrás, esta permite que la propia mujer se pueda estimular y llegar al máximo de placer y lo puede hacer a su manera y por lo tanto, asegurarse el placer ya que si lo tiene que hacer el hombre (que puede ser muy excitante) acostumbra a ser complicado porque tiene que estar pendiente de estimular a la mujer y del movimiento del coito.

El problema de ésta postura es que si hay diferentes alturas en la pareja, entonces se tienen que buscar alternativas como hacerlo en la punta de la cama donde el hombre está arrodillado en el suelo, encima de la mesa o poniéndose el hombre cojines debajo de las piernas.

Además, decir que ésta postura es óptima para hombre con los genitales pequeños porque facilita la penetración.

La tercera postura preferida es la de la “cucharita”, en la que la mujer pasa la pierna por encima del hombre estando de lado y el clítoris queda muy accesible haciendo que fácilmente tanto uno como el otro puedan estimular. Además, a los hombres les gusta mucho porque pueden ver como ella se toca y eso provoca una mayor excitación.

Y la última sería una variante del misionero, en la que la  mujer se pone debajo, el hombre encima pero ella se coloca unos cojines debajo de las nalgas para facilitar el frotamiento y los golpecitos durante el coito ayudando a un mayor contacto y por lo tanto, una mayor estimulación.

Esta postura es la menos recomendable porque necesita cierta preparación y hace que no sea tan espontánea y pueda romperse el momento pasional.

Ya se ve que hay mil alternativas, estas son las más comunes pero animo a que todos encuentren sus preferidas y prueben nuevas variaciones que puedan llegar a sorprender.

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual 

 

 

 

/
JoomSpirit