sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

Los tres verbos sexuales: sentir, querer, encantar

comunicación sexual Centro Núria Jorba en BarcelonaCuando hablamos sobre sexo, es esencial recordar que cada uno es diferente y queremos diferentes cosas. No hay una única manera buena de vivir la sexualidad y tener sexo. Y aunque no existen recetas universales para el buen sexo, sí que es cierto que hay algunas directrices que pueden guiarnos en este arte. Nadie puede negar el poder de la palabra, y esto también es aplicable durante el sexo. Una buena comunicación sexual nos llevará a una satisfacción sexual mayor. En su sencillez radica la dificultad, todos podemos decir cosas durante el sexo, pero no cualquier cosa vale. Dejando de lado lo típico de ‘hablar sucio’, que será lo que a muchos les vendrá en mente abordando este tema, podemos utilizar la palabra durante el sexo como herramienta para conocer a nuestra pareja y darnos a conocer. Sobre todo al inicio cuando no conocemos el cuerpo del otro necesitamos comunicarnos más.

Siento...En primer lugar es importante conectar con uno mismo: qué queremos y cómo nos sentimos acerca de ello. Nuestros propios deseos y sentimientos serán nuestra guía para llevarnos hacia un mejor sexo. Para conectar con cómo sentimos, es necesario liberar nuestra mente de pensamientos que la ocupan. No podemos estar en nuestro cuerpo y en nuestra cabeza a la misma vez. Así es: cuanto más pensamos, menos sensaciones sentimos. Si durante el sexo en tu cabeza rondan preocupaciones, algo que no has dicho, resentimientos o discusiones por finalizar con tu pareja, algo externo que afecta a tu humor… afectará a la cantidad y calidad de sensaciones que podrás sentir en tu cuerpo. Aprende a relajarte, fluir, conectar el cuerpo con las sensaciones y el placer, será la única vía para después transmitirlo a nuestra pareja sexual. ¡Siéntete!

Quiero…Es obvio que no a todos nos gusta lo mismo, ni de la misma manera. Tampoco hay técnicas amatorias secretas para hacernos increíbles amantes. El único truco para asegurarse que tu pareja sexual sabe que quieres es… ¡Decírselo! Casi todo el mundo ha tenido la experiencia de tener sexo mientras una vocecita en su cabeza iba diciendo ‘¡No, así no!’ ‘¿Por qué ha parado?’ ‘¿Se ha perdido?’ ‘Desearía que fuera más lento o más rápido o en otra posición…’ Y aunque posiblemente la otra persona puede sentir que algo no va del todo bien y no estás disfrutando, no sabrá que hacer diferente sino se lo dices. Lamentablemente esperar solo a que el otro acierte es jugar a la lotería. Está en tu mano darle la combinación ganadora y evitar pasar de experiencia sexual en experiencia sexual sin transmitir a tu pareja que te hace sentir placer y experienciar esa maravillosa sensación que es ser tocado justo de la manera adecuada.

Me encanta…’ Por otro lado, cuando sucede que está haciendo la combinación exacta para llevarte al sexto cielo de la excitación es importante hacerle saber que te gusta lo que está haciendo. Es la única manera de que se repita. La solución es tan simple como profundizar más allá del ‘¿te gusta esto?’ respondiendo ‘sí’ o ‘no’. Puedes desde describir exactamente qué te gusta de lo que recibes a utilizar frases como ‘me encanta como lo haces’, ‘me fascina como te mueves’... Es algo sencillo pero muy potente. Saber que estamos haciendo disfrutar al otro potencia el deseo y sentirse atractivo. ¡Y por supuesto, también pregunta a tu pareja!

Cuando se trata de sexo mucha gente se avergüenza y tiene dificultades para hablar con claridad. Incluso hay quien piensa que hablar durante el sexo sobre cómo nos estamos sintiendo y qué deseamos, cortará el rollo. ¡Todo lo contrario! Hablar, bromear y reírse durante el sexo dará lugar a un momento de mayor complicidad. No dejes escapar la ocasión de facilitar al otro cuales son tus deseos, preferencias y límites, te ayudará a sentirte más cómodo y conectado. Se olvida que cuando nos sentimos más conectados con la pareja sexual, se experimentan más sensaciones físicas, lo cual aumenta la excitación… ¡lo cual lleva un sexo más excitante! Obviamente cada quien ha de descubrir con qué palabras se siente cómodo expresándose, el tipo de comunicación sexual que se tenga se construirá con la pareja del momento. Pero es de interés mutuo expresarse honestamente y sin espacio para confusiones, ya que será la vía para llegar a conseguir una mayor excitación y conexión no solo con el otro, sino con uno mismo. Solo así el sexo te llevará a sentir, al menos, aquello que deseas, o incluso mucho más.

 

Arantxa Moliner. Psicóloga emocional y Educadora sexual

 

 

 

/
JoomSpirit