sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

Tipos de orgasmos femeninos

Orgasmo femenino Centro Núria JorbaTodos sabemos que intentar explicar qué es un orgasmo y qué se siente es complicado, lo que sí podemos decir es que no hay un orgasmo igual a otro. Depende de si estamos solos, acompañados, del tipo de estimulación y de lo que nos motiva para iniciar el momento sexual y de placer. Como siempre muchos estudios hablan sobre el tema y lo que nos dicen es que  hay un orgasmo masculino y femenino y que éste último sigue teniendo como protagonista el clítoris.

 

Éste órgano es la parte del cuerpo con mayor concentración de terminaciones nerviosas. Está inervado por ocho mil fibras nerviosas, el doble que las que se encuentran en el miembro masculino. Pero hay muchos centros de placer, tantos como tipo de mujeres y por eso se habla, como mínimo, de 7 tipos diferentes de orgasmos femeninos.

 

Orgasmo clásico:

El orgasmo de produce después de estimularlo y de tener excitación, lo que provoca en el cerebro la descarga de neurotransmisores encargados de contraer los músculos del suelo pélvico, el útero y la vagina.

 

Estimulación del punto G.

Es una pequeña área genital localizada detrás del pubis y alrededor de la uretra. Se puede estimular introduciendo los dedos de la vagina. Su tacto es rugoso y provoca una sensación intenta en algunos casos y en otros una sensación molesta parecida a las ganas de orinar.

 

Otros puntos:

Se habla del punto A localizado en la pared anterior, entre el punto G y el cuello del útero. La estimulación se consigue a través de la penetración y favorece la lubricación así como la posibilidad de tener orgasmos múltiples.

También tenemos el punto U situado entre el clítoris y la entrada vaginal, es donde se localizan las glándulas uretrales. Generalmente su estimulación no produce un orgasmo pero si da mucho placer.

 

Los pechos:

Un 1% de las mujeres tienen la habilidad de llegar el clímax solo estimulando los pechos. Es debido a que la estimulación de los pezones activa en algunas mujeres la misma zona del cerebro que el clítoris, la vagina y el cuello del útero.

 

Analmente:

El sexo anal aunque esconde mucha información, sigue siendo muy desconocido pero se confirma que estimulándolo se puede llegar al clímax, ya que se estimulan las glándulas d’Skene.

 

Los besos:

Acostumbramos a buscar siempre el placer entre las piernas pero a veces puede llegar con un simple beso. Un beso apasionado tiene la capacidad de provocar una excitación intensa en los órganos íntimos.

 

La mente:

Todo deseo y excitación reside en nuestra mente, sin ella el orgasmo sería imposible. La mente puede potenciar la sexualidad o anularla, de ella depende el resultado final. Por lo tanto, la mente por si sola tiene el potencial de provocar un orgasmo, en este sentido el sexo tántrico es un ejemplo.

Todos estos tipos de orgasmos no son obligatorios ni nos hemos de presionar para vivirlos pero sí es cierto que casi siempre vamos al patrón clásico y es interesante experimentar para descubrir nuevas fuentes de placer. 

 

Núria Jorba. Directora del centro, Sexóloga Clínica especialista en Coaching Sexual 

 

 

 

/
JoomSpirit