sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

El embarazo psicológico

  Embaràs psico Eva Juni

Si existe una prueba de la capacidad de sugestión de nuestro organismo, sin duda, esta debería estar entre las primeras.

El falso embarazo, embarazo fantasma o embarazo psicológico se conoce también como Pseudociesis desde que John Mason Good, un médico inglés,  introdujo este término en 1823.

Pues bien, el embarazo psicológico es una respuesta que realiza el organismo respecto a un estado emocional. Y esta respuesta, como su propio nombre indica, se manifiesta a través de los síntomas que podrían presentarse en  un embarazo real.

La creencia y la convicción de estar embarazada generan los síntomas físicos.

Se producen cambios corporales tan auténticos como en un embarazo normal. Las mujeres que son víctimas de este trastorno psicológico NO MIENTEN.

Incluso presentan los siguientes síntomas:

 

  • Trastorno del ciclo menstrual. Puede desaparecer la menstruación (Amenorrea).
  • Duración aproximadamente de 9 meses, es decir, el tiempo que dura el embarazo real.
  • Aumento del volumen abdominal, aunque sin borramiento del ombligo.
  • Modificaciones en las glándulas mamarias consistentes en turgencia que pueden incluso segregar leche y cambiar la pigmentación.
  • Sensación subjetiva de movimientos fetales.
  • Náuseas y vómitos.
  • Aumento de peso, incluso en ocasiones mayor que los verdaderos embarazos.

La diferencia básica es tan real como dura para quien es víctima de este trastorno: en un embarazo normal existe un cigoto en el útero materno y en el embarazo psicológico no.

 

Según los criterios del manual de Psiquiatría (DSM-IV) se define como un trastorno somatoforme:

“Presencia de síntomas físicos que sugieren una enfermedad médica y que no pueden explicarse completamente por la presencia de una enfermedad, efectos directos de una sustancia o por trastorno mental”.

 

Así pues, la pseudociesis es un tipo peculiar de estos trastornos en el que los síntomas de embarazo son causados por alguna alteración mental, en vez de por causas físicas u orgánicas.

 

¿Por qué ocurre?

Existen diversas posibilidades o causas (cito algunas de ellas):

  • Deseo de estar embarazada
  • Necesidad emocional, estados depresivos
  • Pánico al embarazo (Sobre vigilancia)
  • Problemas de pareja

Prevalencia

El embarazo psicológico, a pesar de su aparente popularidad, es un trastorno muy poco frecuente. Se estima que solamente el 0,005 de mujeres con síntomas de embarazo sufren pseudociesis.

Incluso se han descrito casos en hombres, generalmente cuando su pareja está embarazada.

 

¿Cómo abordarlo?

Pensemos que la mujer que tiene un embarazo psicológico, normalmente descubre que no está embarazada a través de una ecografía o incluso en el momento del parto. Este momento es un shock. Por lo tanto la mujer necesitará tiempo para poder entender y superar lo que le ha ocurrido.

La terapia psicológica en estos casos debe adaptarse al ritmo y situación de cada persona. Ayudar a comprender el trastorno, las causas personales y acompañar en el duelo ayudara a gestionar mejor la situación.

El embarazo psicológico es un trastorno bastante complejo y la comprensión es indispensable.

 

Eva Juni. Psicóloga y Sexóloga clínica

 

 

/
JoomSpirit