sexologia clinica nuria jorbaterapia de parejas de la clinica de nuria jorbaBlog de psicologia emocional de nuria jorba

Vivir sin sexo

asexual-experimenta-atraccion-sexual-personas MILIMA20160716 0029 11
Hoy en día, que en nuestra sociedad el sexo esta tan presente y que parece que hemos dejado atrás los tabúes, se visualiza otra opción, una manera de vivir la sexualidad que, muy a menudo, se siente juzgada e incomprendida. Hablamos de Asexualidad.

¿Y cómo podemos definirla?

Hay diversas definiciones en relación a la Asexualidad, también bautizada con el nombre de “cuarta orientación”. La definición dice así: “La Asexualidad es no experimentar atracción sexual hacia nadie”. “No tener el impulso en iniciar comportamientos sexuales y eróticos”.

A menudo, hay algún interés pero no existe el hecho de involucrarse en ello. “Lo puedo imaginar, lo puedo desear pero no lo siento”. “Se trata de la persona que no experimenta atracción sexual hacia otras personas”.

Ser Asexual no es lo mismo que practicar el celibato. Tampoco implica no poder tener sexo, ni tener nunca deseo sexual, ni sentir aversión hacia la sexualidad.

Hay quien lo definiría como una opción sexual más, una falta de orientación sexual.

A nosotros no nos gustan las etiquetas, también porque en la sexualidad, las personas se pueden mover por una línea que puede cambiar a lo largo de la vida, por su situación, experiencias, edad, salud, etc.,. Y es que no todo es blanco o negro.

Dentro de esta misma orientación hay diferentes aspectos a considerar:

  • La demisexualidad  donde el individuo solo experimenta realmente atracción sexual una vez establecido un vínculo sentimental o emocional muy fuerte.
  • La grissexualidad donde solo se siente esta atracción de manera esporádica o pasajera.

El debate está servido, las diversas opiniones en relación a la Asexualidad también y nos planteamos la pregunta siguiente:

¿Una persona Asexual puede tener pareja y sexo?

Evidentemente que sí. Otro tema es la vivencia del deseo, del erotismo o la pasión que se pueda generar.

Muy a menudo esta opción se topa con el rechazo por parte de los demás, con la falta de respeto y comprensión, con la necesidad de buscar “causas-soluciones”.

Porque, como pasa con la comida, hay quien disfruta siempre de una buena comida y siempre tiene hambre, tiene un agujerito en el estómago y por el contrario, hay quien come para sobrevivir, sin mucha hambre.

Si estás interesado en este tema y quieres nutrirte con más información, te recomendamos que visites la página web de Avenes: http://es.asexuality.org.

 

 Eva Juni. Psicóloga y Sexóloga clínica

 

 

/
JoomSpirit