serenacevenini 16
No son pocos los hombres que sufren y que se sienten frustrados por su rendimiento sexual. El problema es que muchas veces, este sufrimiento es del todo injustificado. Posiblemente no existe un problema de “disfunción sexual”. El problema son las expectativas y los mitos que envuelven la sexualidad y la presión por el rendimiento, que es más fuerte en los hombres.

Cuando son jóvenes porque creen que su falta de experiencia será un grave problema y, cuando pasan los años, esperan tener el vigor de los 20 años. Hay algo que no encaja.

 

Imaginad una situación donde dos amigas quedan para tomar un café:

 

-Hola, ¿Qué tal?, ¿Cómo estás?

-Preocupada. Él últimamente está decaído, no tiene ganas. Ayer por ejemplo, ni con el picardías...

-No te preocupes, reina, debe de estar estresado, cansado,..

Pero en realidad la amiga piensa: Seguro que le mete los cuernos, pobrecita, con lo buena que es, y además, una inocente.

 

No sería una situación extraña. Si el hombre no “cumple” en casa será porque no quiere a su mujer, porque esta con su amante o incluso porque ahora resulta que es homosexual. ¡Venga ya! ¿No hay más opciones? Seguro que sí.

Nuestra amiga no se ha planteado como es en sexo en pareja, como es la comunicación sexual, como son los encuentros, como es la relación de pareja,... i mil cosas que pueden hacer que nuestro amigo haya aflojado.

Normal. Con la lista de mitos y presiones que siguen presentes hoy en día, no es de extrañar.

 

Aquí os señalo algunos mitos. A ver lo que os sugieren a vosotros. Yo ya os lo avanzo: ¡TODOS SON FALSOS!

 

  1. Los hombres siempre tienen ganas y están dispuestos a tener sexo.
  2. Son ellos los que tienen que tomar la iniciativa. ¡Faltaría más!
  3. Si tiene una erección, quiere decir que quiere coito y que tiene que acabar.
  4. Los hombres no necesitan hablar de sexo con sus parejas. Ya lo hacen siempre con sus amigos. No hablan de otra cosa.
  5. Si un hombre dice “no” a su pareja  será porque ya no la desea o porque tiene a otra.
  6. Un hombre, si quiere, puede controlar a voluntad su erección y el tiempo que la mantiene.
  7. Si pierde la erección será porque la compañía no le gusta demasiado.
  8. Si tiene fantasías durante el encuentro sexual es que la pareja no le gusta demasiado.
  9. Un buen amante tiene que asegurar el orgasmo de su pareja.
  10. Ellos no tienen vergüenza. Les gusta todo.

 

Porque los prejuicios, los mitos y las presiones no nos ayudan a disfrutar de una sexualidad satisfactoria y saludable. Lo mejor que podemos hacer es conocer como somos, que nos gusta, que queremos y mantener una comunicación rica y sincera con nuestra pareja.

 

 

Eva Juni. Psicóloga y Sexóloga clínica

 

 

/
JoomSpirit